Bushido

Kanji BushidoEn la tradición japonesa, el bushido que se compone de bushi (el guerrero) y do (el camino) es traducido como "el camino del guerrero". Es un código ético estricto y particular al que muchos samurái entregaban sus vidas, que exigía lealtad y honor hasta la muerte. Las fuentes del Bushido son, primero, el budismo que es una creencia relativa al destino y permite así el sosiego en el peligro, segundo el Zen que permite fortalecer el espíritu a través de la concentración y meditación, tercero, el Shintoismus que contiene la lealtad y la honra propia del Bushido (Nitobe, S.9ff.). Filosóficamente arraiga el Bushido de manera determinante de las doctrinas de Konfuzius y Meng Ke (Mencius, filósofo chino) y es según Nitobe más bien un impulso emocional por el amor al país y lealtad al emperador. En su forma original, se reconocen en el bushido siete virtudes asociadas: Gi (義): Rectitud; Yu (勇): El coraje; Jin (仁): Bondad; Rei (礼) Cortesía o Respeto; Makoto (誠) o Shin (真) Sinceridad y honestidad; Meiyo (名誉) Honor; Chū (忠) Lealtad o también Chūgi (忠義): Fidelidad. Naturalmente nos preguntamos hasta qué punto pueden tener validez en los tiempos de hoy dichos principios del Japón feudal. Especialmente en nuestro arte marcial el Tatsu-ryu-Bushido, que incluye el códice en la denominación del estilo, es esta pregunta al fin y al cabo de interés y significado. Para nosotros significa esto en primer lugar, en la práctica de nuestro arte marcial, la demostración de nuestro respeto a la cultura e historia japonesa, por otro lado también son valores universales que pueden tener su validez como guía moral de forma adaptada a nuestros tiempos y a la sociedad de hoy. Algunas de las Virtudes mencionadas están aún hoy presentes, en distinta forma, en diferentes artes marciales tradicionales.


“Las siete virtudes del Samurai”

Tatsu-Ryu-Bushido usa para la interpretación del comportamiento en el Dojo siete directivas (Kami) del Bushido (según "Nitobe"). Estas virtudes son trasladadas tanto a la clase, en actividades oficiales como también al entorno privado. Estas fueron adaptadas al arte marcial „Tatsu-Ryu“ por la experiencia obtenida de muchos años. „Las Siete Virtudes“ del Samurai no sólo les sirven a los alumnos, sino también a los instructores que deben actuar de ejemplo. Dado que en el Tatsu-Ryu-Bushido también se practica con armas de madera y de metal, es muy importante y necesario tener directivas de comportamiento, para así llevar a cabo un entrenamiento armonioso y eficaz.

1. Gi (義): Rectitud

La primera de las siete virtudes es Gi. La rectitud condiciona el trato con el prójimo dentro y fuera del Dojo. Esto integra el respeto y tolerancia frente a la igualdad de todas las personas, así como la conservación de la disciplina frente al instructor y al arte marcial Tatsu-Ryu-Bushido.

2. Yu (勇): El coraje

La segunda virtud Yu. El coraje, significa ante todo la valoración correcta de una situación para actuar convenientemente. En el japonés el coraje indica hacer lo correcto. Esto significa entre otras cosas, moderar el consumo de estimulantes y evitar totalmente sustancias ilegales. Generalmente el hacer lo correcto e ir por un camino más difícil requiere a menudo mucho coraje. El valor significa también dar siempre lo mejor, aunque la meta parezca inalcanzable.

3. Jin (仁): Bondad

La tercera directiva es Jin, la bondad. Significa principalmente dejar que cada persona actúe según su criterio, siempre que no dañe a otros. En las artes marciales esto significa, por ejemplo no criticar otros estilos y no exhibir inútilmente las técnicas aprendidas en público para llamar la atención. Incluye también ocuparse con otras artes o cosas que no estén relacionadas con las artes marciales.

4. Rei (礼): Cortesía o Respeto

La cuarta virtud es Rei, la cortesía o respeto. a ella le compete el tener buenos modales como higiene, puntualidad, ropa conveniente, orden general y el comportamiento correcto. Por lo tanto la cortesía no es ninguna fórmula superficial, sino la expresión real del respeto mutuo.

5. Makoto (誠) o Shin (真): Sinceridad y honestidad

La quinta de siete virtudes es Makoto o Shin, Sinceridad y honestidad que está ligada estrechamente con el respeto. Los Samurai no consideraban las mentiras como pecado, sino aún peor, como debilidad. “Nitobe” habla aquí de "Bushi no ichi-gon" que significa algo como „el guerrero habla con una lengua“.Sinceridad y honestidad significa no sólo ser sincero con otras personas sino ser sobre todo también uno mismo.

6. Meiyo (名誉): Honor

La sexta virtud es Meiyo, el honor. Significa el aprecio a las obligaciones y los privilegios del ser humano. Para actuar según el honor, se requiere el arriba mencionado coraje. Antiguamente el honor o también el nombre del Samurai se conocían como la parte inmortal de la existencia, una infracción al honor era inaceptable para los Samurai.

7. Chū (忠): Lealtad o también Chūgi (忠義): Fidelidad

La séptima es Chugi, la Lealtad, anteponer los intereses del grupo a los personales. La lealtad significa de no actuar contra el honor del arte marcial y defender las costumbres y salvaguardar su imagen. Uno debería preocuparse siempre de abogar por Tatsu-Ryu-Bushido, para mostrarles a otras personas el camino a este arte marcial.